top of page

Grupo de Estudantes

Público·8 membros

150 Formas De Iniciar Una Conver




150 Formas De Iniciar Una Conversación


150 Formas De Iniciar Una Conversación




Te gustaría saber cómo romper el hielo con alguien que te atrae? Quieres aprender a conversar de forma divertida, original y creativa? Te cuesta encontrar temas de interés para mantener el interés de tu interlocutor? Si la respuesta es sí, este artículo es para ti.


DOWNLOAD: https://cavenymyoku.blogspot.com/?download=2w2XU7


En este artículo, te presentamos 150 formas de iniciar una conversación con cualquier persona, ya sea en persona o por internet. Estas formas son ejemplos de frases, preguntas, juegos, retos, historias y anécdotas que puedes usar para llamar la atención, generar curiosidad y crear conexión con tu interlocutor. No se trata de memorizarlas todas, sino de inspirarte en ellas y adaptarlas a tu estilo y situación.


Estas formas de iniciar una conversación están basadas en el libro [150 Formas De Iniciar Una Conversacion] de Luis Tejedor García, más conocido como Egoland, un experto en seducción, comunicación y psicología social. En su libro, Egoland explica los principios y técnicas para conversar con éxito y ofrece 150 ejemplos prácticos para aplicarlos. Además, el libro incluye diálogos reales entre hombres y mujeres que ilustran cómo usar estas formas de iniciar una conversación.


Por qué es importante saber iniciar una conversación?




Saber iniciar una conversación es una habilidad fundamental para relacionarnos con los demás, tanto en el ámbito personal como profesional. Una buena conversación puede ser el inicio de una amistad, un romance, una colaboración o una oportunidad. Por el contrario, una mala conversación puede generar rechazo, aburrimiento, incomodidad o conflicto.


Iniciar una conversación no es solo decir "hola" o "qué tal?". Se trata de generar interés, empatía y confianza en la otra persona. Para ello, es necesario saber elegir el tema adecuado, usar el tono apropiado, mostrar humor e inteligencia, escuchar activamente y dar feedback positivo. Además, es importante saber adaptarse al contexto, al perfil y al estado de ánimo de nuestro interlocutor.


Qué tipos de formas de iniciar una conversación existen?




Existen muchos tipos de formas de iniciar una conversación, dependiendo del objetivo que tengamos, del medio que usemos y del estilo que prefiramos. Algunos ejemplos son:



  • Preguntas abiertas: Son aquellas que no se pueden responder con un sí o un no, sino que invitan a ampliar la respuesta. Por ejemplo: "Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?" o "Qué opinas sobre el último libro que has leído?"



  • Preguntas cerradas: Son aquellas que se pueden responder con un sí o un no, pero que sirven para confirmar o negar algo. Por ejemplo: "Te gusta el cine?" o "Has viajado alguna vez a París?"



  • Preguntas divertidas: Son aquellas que tienen un toque de humor o de sorpresa, que hacen reír o sonreír a nuestro interlocutor. Por ejemplo: "Qué superpoder te gustaría tener?" o "Qué harías si te tocara la lotería?"



  • Preguntas curiosas: Son aquellas que despiertan la curiosidad o el interés de nuestro interlocutor, que le hacen pensar o reflexionar. Por ejemplo: "Qué es lo más raro que has comido?" o "Qué es lo que más te gusta de ti mismo?"



  • Preguntas retadoras: Son aquellas que plantean un reto o un desafío a nuestro interlocutor, que le hacen sentirse motivado o intrigado. Por ejemplo: "Eres capaz de decirme tres cosas que no sepas hacer?" o "Te atreves a adivinar mi edad?"



  • Frases de opinión: Son aquellas que expresan nuestra opinión sobre algo, ya sea positiva o negativa, y que buscan la reacción o el acuerdo de nuestro interlocutor. Por ejemplo: "Me encanta esta canción, es una de mis favoritas" o "No soporto a este político, me parece un mentiroso"



  • Frases de observación: Son aquellas que comentan algo que hemos observado o percibido en nuestro entorno o en nuestro interlocutor, y que buscan generar una conexión o una complicidad. Por ejemplo: "Qué bonito es este lugar, me transmite mucha paz" o "Qué bien hueles, qué perfume usas?"



  • Frases de halago: Son aquellas que elogian o reconocen algo positivo de nuestro interlocutor, ya sea su aspecto, su personalidad, su talento o su logro, y que buscan generar una emoción o una gratitud. Por ejemplo: "Qué guapa estás hoy, te queda muy bien ese vestido" o "Qué bien hablas inglés, se nota que has estudiado mucho"



  • Frases de provocación: Son aquellas que provocan o incitan a nuestro interlocutor, ya sea con un tono de broma, de ironía o de desafío, y que buscan generar una tensión o una atracción. Por ejemplo: "No me mires así, que me pongo nervioso" o "No te creo, seguro que eres un mentiroso"



  • Juegos: Son actividades lúdicas o divertidas que podemos proponer a nuestro interlocutor para pasar un buen rato, romper la rutina o conocerse mejor. Por ejemplo: "Jugamos al veo veo?" o "Te apetece hacer un test de personalidad?"



  • Retos: Son desafíos o pruebas que podemos plantear a nuestro interlocutor para poner a prueba su habilidad, su valentía o su ingenio. Por ejemplo: "Te atreves a cantar una canción en público?" o "Eres capaz de resolver este acertijo?"



  • Historias: Son relatos o anécdotas que podemos contar a nuestro interlocutor para entretenerlo, emocionarlo o sorprenderlo. Por ejemplo: "Te voy a contar la historia más increíble que me ha pasado" o "Sabes lo que me pasó el otro día?"




Cómo elegir la forma adecuada de iniciar una conversación?




No existe una forma única o perfecta de iniciar una conversación. Depende de muchos factores, como el contexto, el perfil y el estado de ánimo de nuestro interlocutor, así como de nuestro objetivo y nuestro estilo. Sin embargo, hay algunos consejos generales que podemos seguir para elegir la forma adecuada de iniciar una conversación:



  • Sé original: Evita las típicas frases hechas o los temas aburridos que todo el mundo usa. Busca algo que te diferencie, que llame la atención y que despierte la curiosidad.



  • Sé positivo: Evita las frases negativas, las críticas, las quejas o los problemas. Busca algo que te haga sentir bien, que transmita alegría y optimismo.



  • Sé divertido: Evita las frases serias, aburridas o monótonas. Busca algo que te haga reír, que sea gracioso y entretenido.



  • Sé sincero: Evita las frases falsas, exageradas o mentirosas. Busca algo que te identifique, que sea auténtico y veraz.



  • Sé respetuoso: Evita las frases ofensivas, groseras o vulgares. Busca algo que te haga quedar bien, que sea educado y cortés.



  • Sé curioso: Evita las frases cerradas, cortas o simples. Busca algo que te haga aprender algo que te haga aprender, que sea interesante y profundo.



  • Sé empático: Evita las frases egocéntricas, indiferentes o desinteresadas. Busca algo que te haga conectar, que sea afectuoso y atento.